El movimiento expresivo

es un espacio de exploración

contigo mismo, con el otro

y con el grupo

Movimiento Expresivo

El Movimiento Expresivo tiene como fin el desarrollo del potencial del ser humano, partiendo de la base que el individuo es alguien que dispone de recursos para su autodesarrollo, y la integración y toma de conciencia de los principales niveles del ser humano: el corporal, el emocional, el cognitivo y el espiritual.  

El ser humano es una unidad compuesta de un cuerpo, unas emociones, unos pensamientos y un alma. Sin embargo, a consecuencia de nuestra educación, nos vivimos divididos y descentrados: hacemos una cosa, pero sentimos y pensamos otra, y a nuestra alma la ignoramos. Y esto nos genera mucho sufrimiento. Habitualmente la parte que acostumbra a salir “ganando” es la mente porque es al cerebro neocortex al que nuestra sociedad y educación ha dado más validez sobre nuestras necesidades corporales y emociones.

.

Cuando integramos todos los aspectos de nuestro ser es cuando nos encontramos más en armonía con la vida que llevamos porque las decisiones que tomamos parten de una verdad conectada con nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra alma, y no sólo de unas ideas, habitualmente condicionadas por la educación recibida y por el contexto familiar y social vivido.

En el movimiento expresivo vamos más allá: recuperamos la expresión de nuestro cuerpo -y de nuestra alma – permitiendo liberar nuestro movimiento libre y espontáneo dando lugar a un movimiento expansivo que nutre nuestro cuerpo, nuestra psique y nos aporta mayor alegría y plenitud.

El cuerpo es el vehículo que utilizas para expresarte y así ejercitar tus cualidades inherentes de vitalidad, alegría, sensibilidad, flexibilidad, gratitud….

y así disponer de más recursos para tu vida.

Reprimen nuestros instintos para que no nos guiemos por el placer sino por el deber»  

Claudio Naranjo

Las sesiones semanales y grupales de movimiento expresivo son un espacio donde:

– movilizar todo el cuerpo para activar la energía de cada uno de los centros energéticos. Desbloqueando la energía estancada permites que las capacidades asociadas a cada centro encuentren su expresión y sean ejercitadas.

– permitirte que las emociones afloren (hemos inhibido nuestra capacidad de expresar las emociones.) en un espacio seguro y sin juicio

tomar conciencia, presencia y escucha de tu cuerpo (tus sensaciones corporales, tu respiración…), tus emociones y tu diálogo interior (=Te conocerás mejor, identificando mejor tus necesidades y eso en tu vida se traducirá en tomar decisiones más reales.)

– soltar tensiones físicas, emocionales y mentales (tu mente disminuye su actividad de tanto pensar), reduciendo el estrés y la ansiedad y sintiéndote más serena. 

– conectar con la alegría, activando el instinto del placer y recuperando nuestra capacidad de disfrutar que tan vetado ha estado en la educación de muchos en pos de las obligaciones y deberes.… ( lo dionisiaco)   

– recuperar la espontaneidad, el impulso vital que nos mueve, soltando el control sobre el cuerpo a través del movimiento espontaneo, y la exigencia… sin nada que hacer  bien o mal… tan sólo moverte como el cuerpo te pida.

Cuando adquieres nuevas formas de moverte, amplias tus registros corporales, y empiezas a dejar atrás viejos patrones de expresión, tanto físicos como emocionales. Es decir, amplias tu forma de expresarte y de responder ante lo que te acontece, dejando de reaccionar de forma automática para responder de forma más genuina y con más recursos. 

Este espacio es para tí si….

Tienes ganas de moverte, de dedicarte un tiempo a tu bienestar físico y emocional, de experimentar con tu cuerpo, de disfrutar, de conocerte, de relacionarte… No hay edad ni se requiere experiencia alguna ni condición física. Todas las propuestas de movimientos son fáciles y accesibles a todo el mundo.

Cómo es una sesión

Una sesión semanal tiene una duracion de 1h30 y es como un viaje:

empezamos con un calentamiento, toma de conciencia del cuerpo y acercamiento del grupo.

Seguimos con propuestas sencillas de movimiento grupal guiado por el facilitador, a veces libre y otras por pareja activando los centros de energía

Acabamos con una relajación e integración de la experiencia de la vivencia

Y según el día, hay una propuesta final que puede ser corporal, de expresión a través del arte, de meditación, masaje, etc  

Las herramientas que nos acompañan

son la música, el juego expresivo, las dramatizaciones, los recursos plásticos, la escritura, la meditación, la visualización, el silencio, la quietud… todo aquello que es un medio para expresarte y expandir la conciencia.

 Al mismo tiempo, incorporo diferentes prácticas corporales de las que me he ido nutriendo yo a nivel personal a lo largo de mi trayectoria personal como son los 5 ritmos, Openfloor, el juego expresivo, la TERP, y como no, la Gestalt.  

Si vienes, no te olvides traer…. 

ropa cómoda y  una botella de agua para refrescarte

.

Clases regulares 

HASTA QUE LA NORMALIDAD VUELVA A NUESTRAS VIDAS, LA PROPUESTA DURANTE ESTAS SEMANAS SERÁ HACER UNA CLASE ONLINE A LA SEMANA:

        MARTES DE 19h A 20h15 

(75min) 

Precio/sesión: libre y consciente según la situación de cada uno de estos momentos y de la experiencia vivida por Bizum o  transferencia bancaria tras la sesión.

Para reservar tu plaza Y acceder a esta clase sólo tienes que inscribirte aquí: 

 Última sesión online: 30 junio 2020

NOTA: Durante julio y agosto las sesiones de movimiento expresivo serán al aire libre, en la naturaleza. Ver Verano a la fresca

Precios

Sesión suelta de clase semanal: 15€; Cuota mensual: 45€.

Puedes venir a probar una clase y el coste es de 15€.

Reserva tu plaza en: hola@silvialopezbech.com – Tel. 667 98 75 94