Blog

Las 7 razones por las que desearás que tus empleados vuelvan a jugar

Si te pido que me digas qué te viene a la cabeza cuando te digo: JUGAR seguramente me contestes: ‘cosa de niños’, ‘infancia’, ‘uff! Ni me acuerdo cuándo fue la última vez’, ‘pérdida de tiempo’, etc

Y efectivamente jugar es algo que los niños hacen de forma natural. Nadie les tiene que enseñar cómo hacerlo. Para ellos es algo tan vital como lo es comer o beber. Ellos aprenden jugando cómo funciona el mundo, cómo relacionarse con los demás…

De adulto dejas de jugar porque te hacen creer que es una pérdida de tiempo, que es poco productivo, que mejor que trabajes  y  así te irá mejor la vida…

Y verdad que te extrañas si ves a un niño que no juega?  Y parece que nada pasa cuando observas a tu alrededor y ves que otro adulto deja de jugar. ¿Acaso has escuchado a algún colega decir de otro: “vaya tipo raro, este no juega”? Yo aún no.

Pero sí que te suceden cosas como adulto cuando dejas de jugar:

En el acelerado estilo de vida que probablemente lleves,  vas  del trabajo a casa/familia activando por la mañana el piloto automático que te permite llegar a realizar la infinita lista de tareas diarias. Así que esta ‘automaticidad’ mata tu creatividad porque realizas  constantemente  las mismas actividades, convirtiéndose en rutinas, día tras día.

Además, habitualmente con el poco tiempo libre que tienes puede que lo destines a alguna actividad que te dé algunos beneficios mentales (clases de inglés, de Excel…etc) o tal vez físicos (pilates, pádel…). Y esto está bien, también necesitamos fortalecer nuestro cuerpo, liberar estrés y aprender… pero no dejan de ser actividades lúdicas: organizadas,  programadas, competitivas, estructuradas…

Por todo ello deberías dejar de tomarte el Jugar tan a la ligera y ponerte manos ‘al juego’.

Tanto si eres empleado como si tienes a tu cargo un grupo de personas y deseas que  saquen a relucir su creatividad y por lo tanto innoven  en su trabajo, toma nota de los 7 beneficios que tus empleados obtendrán volviendo a jugar:

1# Activarán una actitud abierta y curiosa

Jugar nos divierte y nos hace conectar con nuestra alegría. Cuando nos sentimos alegres, nos sentimos receptivos, vitales, curiosos ante lo que ocurre a tu alrededor, con ganas de compartir con el otro y sin prejuicios.

2# Despertarán su creatividad

La creatividad es una cualidad innata en todos nosotros aunque algunos la tengan más desarrollada que otros. Si disponemos de un estado positivo, tenemos ganas de explorar el entorno, de analizar nuevas opciones y llevar a cabo estrategias diferentes. Como dijo Xavier Sala i Martín, el 70% de las ideas empresariales vienen de los trabajadores. Y no sólo del los del departamento de innovación, sino de los de toda la empresa. Así que si tus empleados disponen de un estado de bienestar emocional positivo y creativo en el trabajo, estarán más predispuestos a innovar y a proponer soluciones nuevas y creativas ante los retos que surjan.

3# Reducirán su burn out

Jugando nos expresamos con todo el cuerpo, liberando tensiones acumuladas y reduciendo el estrés. En un tiempo de distensión, la mente y el cuerpo se relajan y las ideas creativas fluyen más fácilmente.

4# Desarrollarán coraje

El juego es un ámbito seguro en el que se atreverán a explorar nuevas situaciones, a arriesgarse, a salir de su zona de confort y a proponer nuevas soluciones en su trabajo. Y esta capacidad de tomar riesgos la llevarán luego a su ámbito laboral.

5# Adquirirán flexibilidad mental y capacidad de adaptación

Jugando improvisamos y nos expresamos corporalmente de formas diferentes, dando lugar a nuevas conexiones neuronales y haciendo que nuestra capacidad de adaptación a los constantes cambios que vivimos sea más fácil y ágil.

6# Confiarán en su instinto

Jugando se activa el hemisferio derecho, el relacionado con la intuición, con lo espontáneo, permitiendo que cada uno se exprese libre y creativamente y validando aquello que emerge. En el juego el error no existe y desde allí la persona se expresa de una forma genuina, nueva y creativa.

7# Trabajarán de formada cohesionada

Jugar, reír y disfrutar genera una complicidad mágica entre un grupo en muy poco tiempo. Las asperezas se liman, las tensiones disminuyen, se abre una mirada nueva hacia el compañero, dando lugar a una nueva relación de más cooperación. Las mejores ideas surgen de la interacción entre personas. Si fomentas una actitud colaborativa en tu equipo, las fuerzas se aunarán hacia un mismo logro.

En resumen, el juego activará la imaginación de tus empleados, potenciará su creatividad y será el combustible que hará que innoven en tu empresa.

Y tú… ¿crees que el juego puede aportar valor añadido a tu empresa?

Me encantará conocer tu opinión en tus comentarios.

“La creatividad es una habilidad esencial para los líderes que tratan de marcar la diferencia. Sin embargo, el desarrollo de la capacidad de pensar y actuar creativamente sigue siendo un reto espinoso. Si bien hay un deseo en el desarrollo de habilidades aumentando la confianza creativa, sucede que ésta no llega a través de los modos tradicionales de educación ejecutiva.”

—Tim Brown, CEO IDEO