En 2012 llegué a este mundo del crecimiento personal y del autoconocimiento por necesidad. Sí, mi necesidad de buscar un trabajo y estilo de vida que tuviera sentido y fuera acorde con mis valores. Llevaba trabajando más de 10 años en el sector del textil sintiéndome cada vez más lejos de realizar aquello que deseaba -y que en esa época aún no sabía qué era-  y desbordada por el estrés y las exigencias del sector que yo no era capaz de gestionar.

Me sentía como un hámster corriendo en una rueda porque es lo que llevaba haciendo siempre pero deseando parar sin saber cómo. Llevaba 10 años sufriendo problemas de salud a los que hacía oídos sordos e iba poniendo parches. Mi cuerpo me mandaba señales  pero yo no quería verlos y seguía tirando de él. Tengo mucho aguante físico, así que tuve que llegar a unos niveles muy altos de estrés para que mi cuerpo y mi mente me dijeran “basta!” y darme cuenta de que tenía que salir de esa “matrix” en la que me encontraba.

Creo que la vida nos pone a las personas necesarias en nuestro camino en cada momento de la vida y en esa época conocí a una terapeuta gestalt que quién al hablarle de mis ganas de bailar fruto de una entrevista muy inspiradora  a Graciela Figueroa en la contra de la vanguardia, me habló de unos amigos suyos que se dedicaban a ello. Allí que fui  y probé mi primera clase de Movimiento Expresivo con mi querida Rosa. Esa clase para mí fue una revolución! Fue un chute de energía y de alegría, de conectar con el disfrute, con lo espontáneo, de sentir mi cuerpo, de expresar mis emociones… fue como quitarme un corsé que me había oprimido durante muchos años y sentirme liberada.

Descubrí que yo era mucho más que la cárcel mental en la que había vivido hasta entonces: era también un cuerpo y unas emociones. Y cuando empecé a escucharme en mi totalidad: cuerpo, emociones y mente, mi vida empezó a cambiar, a coger un rumbo totalmente diferente, mucho más acorde con quién YO SOY.

Mi biografía extra oficial con 6 historias que quizás te guste saber de mí:

> Madrileña de nacimiento, catalana de adopción y actualmente afincada cerca de Barcelona y de la naturaleza donde mejor me siento, paseando con mi perro y respirando aire puro.

> Soy licenciada en Diseño Textil y de Modapor ESDI (Univ. Ramon Llull) y Master en Gestión de la Moda por el IFM (Instituto francés de la moda). Tras 11 años en este sector y deseando cambiar el mundo, me enfrasqué en dos postgrados (Cooperación al desarrollo y Metodolodías participativas), me fui a la India y al volver entendí lo que Gandhi dijo en su día: “Sé el cambio que quieras ver en el mundo” . Y por allí continué…

> En el 2012, siguiendo una corazonada me animé a realizar una formación en Risoterapia que se cruzó en mi camino. Bendita intuición! Resultó ser la vivencia más “reveladora” que jamás había tenido.  Y así empecé mi viaje de autoconocimiento que me llevó a formarme en Terapia Gestalt, PNLMindfulness,  Movimiento Expresivo Rio Abierto, Programa SAT de Claudio Naranjo, etc ver CV 

> Mis primeros participantes fueron mis amigos a los que sorprendí con un taller el día de mi cumpleaños! Aún nos estamos riendo. 

> Creo que todos podemos realizar los cambios necesarios para disfrutar de la vida que soñamos. Sólo necesitamos a veces un pequeño empujón.

> Hace años que me acompaña un salvamantel de papel que cogí en un restaurante peruano y en el que estaba escrito un poema que se convirtió en mi leitmotiv:

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,

repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no arriesga el vestir un color nuevo y no  le habla a quién no conoce.

Muere lentamente quien evita una pasión, quiere prefiere el negro sobre el blanco y los puntos sobre las “ies”.

Muere lentamente quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir tras un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida huir de los consejos sensatos. 

Muere lentamente quién no viaja, quién no lee, quién no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quién abandona un proyecto antes de iniciarlo,

quien no pregunta sobre un tema que desconoce o no responde cuando le indagan sobre algo que sabe. 

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mayor que el simple hecho de respirar.

Poema de Martha Medeiros